Constanza Barattini Dopaso

Paraíso Culinario: Almacén de Flores

Paraíso Culinario: Almacén de Flores

Foto sacada de su página en Facebook
      Siempre pensé que la relación que tengo con la comida es algo normal, a todos nos gusta comer. Más tarde en mi vida, y debo admitir que no hace mucho, descubrí que mi amor por ella trascendía lo cotidiano, pocas cosas se comparaban con probar una nueva comida, degustar el producto final de una aclamada receta casera, o simplemente salir a comer afuera. Pero para la historia de mi paladar sofisticado dedicaré otro post, lo importante hoy es que Pilana & Co. vuelve después de un prolongado descanso y con una nueva sección: Paraíso culinario.
      Hoy quiero contarles sobre el Almacén de Flores. Vengo postergando este artículo hace casi un año, pero finalmente llegó.

      El Almacén de Flores (recientemente renombrado Almacén de Tigre) es un pequeño restaurante ubicado en el Boulevard Sáenz Peña casi en el centro de Tigre. El lugar, con paredes revestidas de grafitis y pintura por afuera contrastando con sus mesas y sillas delicadas y románticas, te invita a pasar y tomar algo calentito en el invierno o a descansar y tomar algo fresco en el verano. Sin estación que lo condicione el Almacén deleita a sus invitados con un staff que no deja de sonreír.


Al entrar al salón principal una habitación completamente blanca pero con paredes levemente descuidadas dan un estilo de relajación y bohemio-chic. Abundante luz natural, mesas acogedoras y con un estilo impecable cubiertas de floreces frescas, espejos por todos lados, obras de arte de artistas invitados y un menú escrito en tiza en la pared que da ideas, porque también se ofrece el menú convencional a mano.

Uno pide la comida expectante de saber que lo espera, el resultado nunca es una decepción. Para almorzar: la mejor ensalada de salmón ahumado hecho rollos relleno del más rico queso crema, para el fanático de la pasta que me acompaña a todos lados unos penne rigate con salsa caprese y de postre un exquisito mousse de chocolate. En el desayuno un bagel con panceta y los más ricos huevos revueltos o un tostado, tostadas de campo, lo que haya, todo está bueno (Una vez antojada de un desayuno con salmón me pedí los más exquisitos huevos revueltos con salmón ahumado). Los fines de semana también se ofrecen brunches, y los precios son razonables, sobre todo teniendo en cuenta el precio de la comida.


Así que les recomiendo agarrar a su compañero de comidas preferido y pasarse por allí para disfrutar de una linda experiencia en el rubro de salir a pasear.

Pd. Tienen página en facebook.

¡Nos podes seguir en Facebook, Bloglovin, Instagram y más! ¡O te podes subscribir vía email más abajo!

Mucho amor, Coni.

Deja un comentario

Menú de cierre